Despidiéndonos de El Bajón

Despidiéndonos de El Bajón

Ya el último día nos metimos en el agua con la tristeza de que sería nuestro último bajón de las vacaciones. En esta ocasión, el Bajón se nos presentaría con su famosa corriente de mil pares de “cojo….”. No pasa nada, una vez llegamos a roca firme la inmersión discurrió sin incidentes, tan sólo un mar de vida con medregales, muriones, meros, morenas negras, sargos breados, pejeperros… vamos, lo de costumbre en la que está entre las mejores inmersiones de España.

Pillándole el puntito al Bajón

Pillándole el puntito al Bajón

Ya le estábamos cogiendo el truquito a las inmersiones del Hierro y el Bajón era con ventaja nuestra favorita, así que tras salir de La Herradura nos fuimos “pal Bajón” directos que, por cierto, esta ahí mismito…

Repetimos… El Bajón

Repetimos… El Bajón

Pero qué bonito es El Bajón. El día anterior habíamos hecho la parte norte de los dos picos que conforman esta bella inmersión así que hoy queríamos hacer el pico sur y como el mar seguía aun como un plato, descansamos una horita de nuestra anterior excursión a El Río para eliminar un poquitín de nitrógeno y al agua.

Mi primera vez en “El Bajón” de La Restinga

Mi primera vez en “El Bajón” de La Restinga

Como buceador canario interesado por todos los puntos de inmersión que hay en nuestra zona he oído muchísimo hablar de esta inmersión catalogada como de las mejores de España. Pues bien, reconozco que por mucho que me contasen no estaba preparado para todo lo que iba a ver.