Un jueves de fábula… esta mañana campeón del Open Fotosub El HierroOnline y por la noche, mientras en el Museo de la Naturaleza y el Hombrese exhiben mis fotos de “peces de Canarias” en #naturajazz recibo, en #Barcelona, el premio del jurado como ganador del concurso H2Ocean 2019.🎉🎉🎉

En el certamen de este año patrocinado por Prospex #DiscoverYourPlanet, una campaña de sensibilización sobre el océano promovida por Seiko, han participado casi 200 imágenes bajo una única premisa: el agua debía ser la protagonista.
Muchas gracias a #RBA y #nationalgeographic por promover este concurso patrocinado por Prospex #DiscoverYourPlanet, campaña de sensibilización sobre el océano promovida por #Seiko.

La foto premiada fue:

Pejeverde (Thalassoma pavo) curioseando. Premio del Jurado

La foto presentada es un ejemplar macho de Thalassoma pavo, o “Pejeverde” como lo llamamos en Canarias. Esta especie es, probablemente, uno de los peces más comunes y abundantes en nuestras costas. Es un pez muy curioso, pequeño y de escaso interés para la pesca, por lo que están muy acostumbrados a la presencia humana y acompañan muchas veces a los buceadores, siempre pendientes de la posibilidad de que nuestros aleteos puedan levantar sustrato y deje a la vista alguna pequeña presa que llevarse a la boca. La foto fue tomada en Radazul, una famosa  y transitada zona de baño próxima a Santa Cruz, la capital de Tenerife. Los pejeverdes son más activos a primera hora de la mañana, tras despertar y salir de entre las piedras donde se refugian durante la noche. La foto fue tomada a muy poca distancia de las escaleras por donde entraban y salían del agua los bañistas y a escasos 2 metros de profundidad. El sol no estaba aun muy alto, lo que hace que la toma goce de una gran expresividad por efecto de los rayos de luz rompiendo a través de la superficie del agua entre azul y verde. Lo más difícil fue lograr capturar el instante donde el inquieto pez bloquease el sol en una posición central del  encuadre y al mismo tiempo poder balancear la fuerte luz ambiente con la de los flashes de mi cámara para así iluminar correctamente el pez y resaltar su bello colorido. Es una foto complicada y muy planificada que he estado intentando hacer, sin éxito, en múltiples ocasiones hasta que, por fin, la pude lograr. Llevo bastantes años haciendo fotos submarinas y en este tiempo he aprendido que la constancia es la mejor aliada para lograr esa imagen que buscas. En este caso, cuadrar una foto distinta de un pez tan común era mi principal reto.


Y muchas gracias Josep Clotas Miquel por acompañarme en el gran momento; qué bueno encontrarse arropado por los amigos fuera de casa.