Revisitando la pared del Porís

Revisitando la pared del Porís

Con el estómago ya calmado decidimos hacernos una inmersión sencillita en la Pared del Porís. Queríamos ver al pez rubio pero no lo vimos; en vez nos topamos con un “angelote fantasma” (el pobrecito había pasado a mejor vida muy recientemente).

Una grandísima inmersión en Las Eras

Una grandísima inmersión en Las Eras

Un jueves santo y nosotros, en vez de ir de procesión, pues, como el mar en el norte estaba bastante chungo, tiramos pa Las Eras. Pero qué bonita es esta inmersión, cuánta vida, qué bien lo pasamos…