Fotografía submarina tomada con muchísima ilusión, y una grandísima inversión en tiempo y material. Todo para que luego un Flash Sea&Sea YS-D2 y su lámpara defectuosa que montaron en fábrica arruinen el momento. Quién sabe… quizá podría haber sido una gran foto, nunca lo sabremos.
Lo seguro es que confiar en esta marca nos está trayendo muuuuchos quebraderos de cabeza. #Deprofunis, representante en España de la marca #SeaAndSea (fabricante de este malogrado flash) no se hace responsable del coste de la reparación (pese a estar la unidad dentro del periodo legal de garantía) Es la segunda unidad que me falla así en menos de seis meses. Y lo peor… cada vez me llegan más noticias de casos similares con estos “juguetitos” Sea&Sea YS-D2.

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: