Tenía un montón de ganas de ir a Playa Chica (Punta Prieta) y en septiembre pude visitarla en dos ocasiones. Aunque el mar no acompañó la vida que vemos siempre en esta inmersión bien merece la pena.

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: