Recientemente he podido hacer una inmersión a la que le tenía ganas desde hace ya algún tiempo: la Central Eléctrica de Caletillas. Es una inmersión muy interesante donde entramos al agua por la desembocadura del barranco de Los Porqueros donde también desembocan las aguas (aun calentitas) del sistema de refrigeración de la central. Lejos de lo que uno podría pensar, encontramos una zona repleta de vida y, en las dos ocasiones en las que he estado, muchísima visibilidad en unas aguas calientes en superficie y fresquitas a partir de los 8-9m. Lo que más me llamó la atención es la estructura de hierro que hay instalada en la toma del agua; una jaula en lo alto de un montículo de piedras que me hizo despertar la imaginación. Las olas rompen sobre los pedrolos a la entrada (y salida) y la cosa puede complicarse un poco en esa operación así que recomiendo a quien quiera visitarla que elija un día de mar bueno bueno bueno y muuuuucho cuidado.

 

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: