El sábado pasado el mar acompañó para ir a conocer el Caletón de La Matanza. Un buceo buenísimo, con espectaculares gorgonias amarillas, una orografía repleta de cavidades con contraluces y al final, de regalo, tres enormes ejemplares de medregales limón que nos dieron un par de pasadas.

El día estaba tan tan bonito y el mar tan tan “plato” que regresamos costeando disfrutando es la bellísima costa norte: todo un lujo que disfrutamos como niños.

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: