Cuando el mar pega en la isla, Radazul se llena de buceadores y, por lo que vemos, también de vida marina.

A %d blogueros les gusta esto: