Ya me estaba apeteciendo hacer una nocturna y esta semana tuve la suerte de poder quedar con Joaquín y Angel para un buceito en Radazul. Monté el ojo de pez con el multiplicador (combinación poco habitual en mi cámara) pero gocé como un “chico menudo” pudiendo hacer algunas tomas bien diferentes de las que estoy acostumbrado a hacer. La cosa fue de pulpos y tuve la gran suerte de toparme con un “mimético” una diminuta sepiola y de que Angel me marcara lo que creo podría ser un “burryi” (que nunca había visto antes). Todo un lujo, Gracias!!!

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: