…Y a principios de septiembre llegaron las calmas a la zona norte de Tenerife y cuando el mar nos da ese respiro, hay que aprovechar e “ir pal agua” y, sobretodo, ver sitio nuevos. Esta vez Moisés nos llevaría al “Arco de la Caleta” un inmenso arco sumergido a cerca de 30m enfrente de las costas de La Caleta de Interián. Dentro, una burrera acorde al tamaño del arco. Una inmersión interesante con formaciones rocosas muy variopintas.

Casi lo mejor de la jornada, fue poder bordear el roque de Garachico y hacer una parada para echarnos un baño muy muy cerca de la cueva del roque. Ahí un simpático ratón se acercó para nadar un ratico con nosotros.

Pin It on Pinterest

Shares

Compártelo

Ayúdanos a difundir las imágenes y comparte este post con tus amigos.

A %d blogueros les gusta esto: