Ya estamos entrenando “a piñón” para la última de las pruebas en del campeonato insular de Fotosub de Tenerife pero, hoy quisimos darnos un descansillo y, en vez de tirar a Garachico a seguir buscando piedras curiosas y bichos raros, decidimos ir a Playa Chica y ver qué sorpresas nos deparaba la zona. Coincidimos con Jorge y Dácil e hicimos la inmersión de siempre, veril, derecha hasta la arena y de vuelta al veril. Como siempre pudimos practicar con los caballitos, morenas y los antenarios que rae vez faltan en esta inmersión pero la gran sorpresa fue encontrarnos a este pez trompeta tratando de tragarse su desayuno en forma de rascacio. El pez esta bastante quieto y mientras hacía sus ejercicios para poco a poco ir engullendo su desayuno (algunas de las espinas del rascacio son ponzoñosas así que tenía que tener cuidado) pude hacer bastantes fotos y hasta me dio tiempo de avisar a los compañeros aunque sólo Adrián acudió a la llamada y pudo también captar el momento.

Aun no ha hecho una inmersión aburrida en Playa Chica, cuanto más la conocemos más sorpresas nos depara. Un placer que intentaremos repetir con frecuencia.

A %d blogueros les gusta esto: