Siguiendo con la mala costumbre que he adquirido recientemente de “mezclar churras con merinas”, les hablo hoy de las tres inmersiones que pude hacer este fin de semana. El viernes tocó nocturna en playachica. Éramos muchos -8 buceadores en total- pero el mar estaba “GENIAAAAL” y resultó en una nocturna súper agradable y salimos del agua con ganas de volver a playachica (algunos lo harían mucho antes de lo que realmente esperaban). Buscaba caballitos pero mi mala vista no me permitió localizar ninguno, así que tocaron otras “cositas” que al final resultaron bastante interesantes.

El sábado estaba decidido a ver las mantas diablo, así que quedé con Juan y Javi en Los Silos para hacerles algunas fotos de una puñetera vez. Como de costumbre, las mantas no aparecieron y, a pesar de que ya tocan las bonanzas, la inmersión de Los Silos estaba muy muy turbia. Un simpático ratón sutituyó a las birostris, pero lo mejor fue toparnos con cardumen de burritos listados que se dejó acercar mucho, pero que mucho…

El domingo tocó Garachico. Mar ya con fuerza y no mucha visibilidad, no resultó de gran provecho, pero volveremos, como de costumbre, pues Garachico siempre depara grandes oportunidades.

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: