Pejepeine (Xyrichthys novacula), Teno

Pejepeine (Xyrichthys novacula), Teno

Me he propuesto la sana intención de publicar cada semana una foto y aprovechar para hacer algunos comentarios sobre los bichos aparecen en ellas aparecen (incluidos modelos) así como algunos detalles técnicos de cómo se han tomado la fotografía y sobre el proceso de postproducción por el que pasa hasta llegar a su presentación final. La información será muy básica pero espero que pueda servir de ayuda a quienes se estén iniciando en “el mundillo”. Lo importante es lograr publicar una por semana y así podremos ver si sirve o no de ayuda.

Sin demasiadas pretensiones y, principalmente a modo de ejercicio particular para ver cómo carajos tomo este “toro por los cuerno”, he elegido una fotografía de un pejepeine  (Xyrichthys novacula) que hice en Teno este verano durante los entrenamientos para la última prueba del Insular de Fotosub de Tenerife.

Toma de la foto

La idea era poder generar interés en el ojo con primer plano del bichito y, aprovechando el excelente bokeh que tiene mi objetivo macro (nikkor 105mm VR) enfocar sólo un punto del pez (enfoque puntual en el ojo) mientras que el resto de la foto quedaría desenfocado y así la mirada del bicho sería la única protagonista. Con esa intención abrí lo máximo posible el diafragma (f 3,5) pero aun aumentando la velocidad de obturación lo máximo que me permite mi D7000 con el flash activado (1/320s), la foto quedaba sobreexpuesta debido a la gran cantidad de luz ambiente que había en el arenal de Teno -era mediodía- así que tuve que ir cerrando diafragma hasta conseguir un balance de luz ambiente más adecuado; la cosa quedó en 1/320s con f:8. Luego (en casa) me di cuenta que bajando la iso de 200 (como tengo puesto por defecto) a 100 podría haber abierto un poco más de diafragma, pero ya era tarde.

Como en fotografía de fauna el sujeto casinunca está quieto aproveché que llevaba dos flashes y los puse en paralelo mirando al frente, muy pegados al fondo y ligeramente orientados hacia arriba para evitar las horribles sombras que se producen a veces contra el suelo. Puse el mínimo de potencia de luz para simplemente aportar toque de color al pez sin quemarlo. Daba igual para donde mirara el sujeto que alguno de los dos flashes conseguiría iluminar el ojo. Teniendo en cuenta que este alevín no medía más de 7cm tenía que conseguir acercarme mucho y con mucha paciencia para así no espantarlo. Al final conseguí hacerle una foto en apaisado bastante más lejos de lo que me hubiera gustado, pero NO PASA NADA!!!. Para eso está la postproducción.

Postproducción

Mientras que la foto esté bien enfocada en su punto principal y ni demasiado sobreexpuesta (clara), ni demasiado subexpuesta (oscura), ni tampoco tenga demasiada polución o algún “cuchillo volando” o un cacho de alga en el sitio más inoportuno, el trabajo de postproducción o “retoque” como dicen algunos, puede salvar todo el trabajo invertido hasta conseguir la tan preciada toma. Así que: ¿porqué no añadir un poquito más de tiempo al ya empleado e intentar con “artimañas digitales” dejar la foto como a uno le gustaría?

En este caso, reencuadré la toma en vertical dejando el ojo en el punto central para darle más expresividad al “primer plano” y que así remarcase más el efecto de desenfoque que radia desde el ojo en todas direcciones. La foto quedó muy limpia de polución -cosa rara- por lo que sólo tuve que borrar un partícula que había bajo las aletas y listo.

Como solemos hacer casi todos los fotosub, “le madé pa arriba” a los ajustes de contraste, la saturación y el enfoque y “voilà”, me quedó una foto chulísima aunque luego, mirándola un par de veces, empecé a notar que me había pasado -siempre me paso- así que empecé a afinar hacia abajo la saturación y el contraste para así evitar el efecto “dibujos animados”: mal que solemos acusar los fotosubs.

Para darle un poco más de expresividad, aproveché una maravillosa función de “viñeteo posterior al recorte” que tiene mi “Adobe Lightroom”. Esta función oscurece los bordes de la foto lo que aporta, por contraste, un poco más de luz al punto central (el ojo).

Nota Final

Si has llegado hasta aquí es que, probablemente, te interesaba el tema. Si crees que quedó bien resuelto, te pido un favor: comparte este artículo en facebook, o déjame algún comentario; con un simple “Siempre puedes mejorar!” bastará. Así sabré cuántos viciosos del fotosub podrían estar interesados en que siga dejando notitas de estas de vez en cuando. El ritmo que me he propuesto: 1 por semana.

A ver si la sección dura. La web ya está durando más de lo que hubiese apostado así que espero seguir en la misma línea!!!

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: