Llevaba más de 6 inmersiones sin sacar fotos y mi índice derecho estaba ya temblando con el mono por poder “dispararle” a algún bichito. La intención era una sesión macro de chupasangres en Radazul, pero al llegar nos encontramos con toda la calle cerrada por una actividad deportiva (que seguro no era buceo) así que improvisamos la inmersión (sin buscabichos) en Boca Cangrejo. La zona se portó bien y pudimos hacer algunas fotitos.

Dácil, gracias por la compañía!!!

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: