Tere me había puesto los «dientes largos» con su video en youtube del banco de bicudas en Tabaiba (VER VIDEO) así que aproveché uno domingo finales de agosto para quedar y echarle un vistazo «in situ». Como ese día le había prestado la cúpula a Nuria para que hiciera sus probaturas de lo REALMENTEDIVERTIDO que es eso de la fotografía angular reflex con ojo de pez, monté mi denostado 18-55mm y (triste de mi) no pude sacarle todo el partido que hubiese querido a la inmersión. No importa!!! como «hay más días que longanizas», aproveché para «envolcar» a Alejo y Camilo (por oden alfabético) a repetir inmersión, esta vez con la romántica luz del atardecer, mi super angular montado y, lo mejor, un pedazo de «mojito» en compañía que gocé en el bar de Tabaiba; altamente recomendable (mojito 5 estrellas).

Aquí cuelgo un extracto de esos dos días:

A %d blogueros les gusta esto: