Nos decía el otro día una compañera, cuyo nombre no desvelaremos para no ocasionarle problemas en “Lesbisub”, que en “Radazul nunca había nada”. Pues ayer nos metimos en la zona con ánimo de poder refutar semejante aseveración y por supuesto que no era cierto, en Radazul se ven muuuuchas cosas; y sin bajar más de 20m.

Nada más empezar nos entretuvimos como un cuarto de hora con los bichopalos. Aproveché para montar la lupa inon mía y la subsee que me prestó Montse y ufffff…. la combinación es bestial!!! Difícil de manejar pero muy muy potente!!!

Prosiguiendo y dejando nudis a un lado, pues no había tiempo para dedicarles, Adrián se topó con una simpática parejita de chupasangres. Uno de ellos, podría haber sido un “lepadogaster Bobonensis” juzgando las proporciones del tormo. Tras los chupasangres, Adrián ya me había marcado una botella con un simpático pulpito que no dejaba de vigilar. Luego, Varios antenarios, un mero, pejetetas… vamos que en Radazul “siempre hay algo”.

Así que no dejen esta inmersión como último recurso cuando hay mala mar, pues el sitio es SIEMPRE muy recomendable.

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: