Tocaba sábado sin rumbo así que tras pasar por playa chica para saludar a los compañeros que estaban disputando la primera de las pruebas del Insular de Video Submarino, nos fuimos a Punta Prieta a buscar el camarón de la gorgonia, pero al llegar vino que se había ido de vacaciones y nos dejó solitos a treinta y pico metros con un mérito de tamaño considerable (para la zona) y un pejeperro bastante huidizo.

Al salir, con cierto cansancio, volvimos a hacer escala técnica en playa chica y luego tiramos a Las Eras. Ahí el mar empezaba a revolverse bastante, tanto que la inmersión resultó muy incómoda aun, eso sí, rebosante de vida.

Lo más interesante de la inmersión de Las Eras, fue poder hacer esta foto donde un tapacubos nos enseño sus bajo, algo que hasta ahora no había podido fotografiar. Si es que cada inmersión siempre nos deparan bonitas sorpresas…

 

Pin It on Pinterest

Shares

Compártelo

Ayúdanos a difundir las imágenes y comparte este post con tus amigos.

A %d blogueros les gusta esto: