Con el jaleo de la competición se me había quedado atrás el publicar las sesiones de entrenamiento para la prueba de El Porís. Fueron sietes sesiones de entrenamientos con un poquito de todos; bichos, ambientes, y hasta un gran momento cuando pudimos fotografiar cómo un lagarto se zampaba a uno de nuestros amiguitos de la caulerpa. Había una parejita posada en su hojita con lo que pensamos podía ser una puesta de huevos. Tras hacerles un par de fotos, uno de ellos empezó a nadar hacia una hoja vecina y Zasss!!! y se topó con esta cría de pez lagarto que fue rápida y certera sobretodo fulminante. En menos de medio minuto ya se lo había zampado, pero me dio justo tiempo de hacer dos fotos.

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: