Estábamos todo avisados… El domingo ALERTA NARANJA por temporal, pero leyendo la letra menuda del parte meteorológico veíamos que era el domino POR LA TARDE… así que como buenos viciosos de esto elegimos el punto de inmersión más seguro de la isla: Radazul. Pensábamos que seríamos de los poquísimos incautos en aparecer por Radazul, pero nada más lejos de la realidad: Estaba petado de hombres ranas, todos con la misma idea, un buceito rapidito antes de que el mar se pusiera chungo de verdad.

A las 10:30 ya estábamos entrando en el agua y veíamos como la cosa empezaba a moverse, de hecho entramos por la escalerita que está pegada al muelle que era donde menos oleaje encontraríamos. Una vez bajo el agua, poca visibilidad pero muy muy poca corriente así que hicimos el recorrido de costumbre: Dique, Pirámide y de vuelta, sin alejarnos mucho por si las moscas…

Al regresar de la pirámide nos encontramos con un pirosoma bastante talludito así que aprovechando el angular que había montado hicimos un par de ambientes con Dácil posando magníficamente mientras Adrián se dedicaba a buscar bichitos de esos que tanto nos gustan.

Ya de vuelta, muy cerca de las escaleras nos cruzamos con un calamar despistadote. Adrián intentó placarlo mientras yo le quitaba el forro a la cúpula, disparé rápidamente y salió una foto mala mala mala, pero como es mi primer avistamiento calamárico, pues yo aquí la pongo!

Al salir del agua ya se notaba el temporal; una hora después empezarían a pasar las olas por encima de la escollera… uff… de la que nos libramos.

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: