Frank, de Ecological Divers, nos había invitado a despedir el año por la mañana, pero tanto Adrián como Dácil y yo currábamos así que nos fue imposible asistir pero, como el vicio es el vicio y había mucha ganas de “rematar” este “año raro” con un buceito, pues quedamos por la tarde para enfundarnos los neoprenos. Dácil nos sorprendió muy gratamente con un cotillón que no dudamos ni un instante en ponernos y así hacernos unas fotitos. “Doña” Dácil nos había prometido esta vez enseñarnos un antenario que tenía marcado de hacía una par de semanas. Por supuesto el bicho ya no estaba allí (y el sitio estaba bien lejos) pero una vez más eso nos dio pie para poder tomarle el pelo un poquito así que imagínense la que se pudo montar al salir del agua. Dácil, a pesar de que ya “nos debes dos” que sepas que nos lo pasamos muy muy bien y nos encantó poder compartir contigo esta última inmersión de cierre del 2012. Sigamos compartiendo muchas más…

Feliz 2013 a todos!!

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: