Hoy tocaba entrenamiento en Garachico cara a la prueba que tendríamos que disputar al día siguiente en el Open Amater de las Fiestas del Carmen. Al pasar por el muelle, seguimos de largo, el mar estaba demasiado malo como para poder hacer una inmersión agradable así que decidimos seguir hasta Teno donde nos esperaba un mar en absoluta calma, eso sí con un vendaval por encima.

Tenía pendiente poder sacar una fotito decente de la gambeta del erizo que por fin cayó. Se puede mejorar pero me temo que ya me va a costar muchísimo…

 

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: