Esta vez quería enseñarle el congrio a Adrián. Por una vez sería yo quien le mostrara algo, y esta vez sería una cosa grande negra y larga de un buen par de kilos ¡Qué ilusión!

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: