Habíamos quedado bien prontito para estar a las 8 en Armeñime listos para ser los primero en ver las tortugas ese día. Nada más entrear en el agua nos dimos cuenta de que no merecía la pena pues estaba todo demasiado revuelto como para poder ver nada, así que media vuelta y “pa Las Eras” a ver si encauzábamos un poquito el día de buceo.

Una ves en Las Eras, exceptuando la corriente, todo acompañó e hicimos 2 inmersiones bastante provechosas.

Ya tenía ganas de “capturar” con la cámara algún momentito pulpo nadado a toda pastilla, y hoy fue el día.

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: