El fin de semana tuve que salir de viaje de trabajo y el mono era tan acusado que llamé a Adrián para que nos recogiera a la vuelta en los Rodeos y “directos pa Las Eras”.

Adrián estaba desconsolado por mostrarme otro antenario que había visto el día del Open de Decathlon así que tomamos runbo directo pal bicho quien nos esperaba con su habitual parsimonia. Pero qué agradecidos son estos bichos de fotografiar. Cuesta muchísimo encontrarlos pero una vez que sabes donde está lo verás posando cuan modelo de pasarela Cibeles.

Al la vuelta visitamos a nuestra amiga la catalufa que la pobrecita está más empiojada que “Tío Moñas” ese que salía por la tele.

Cuando salimos ya casi era de noche así que unas garimbitas y “a la cama”.

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: