Hoy tocaba una serie de sucesivas en Teno para probar macro y ambiente y así avanzar un poco en las dos modalidades. Madrugamos y… como al que madruga Dios le ayuda… nos tocó un día, espectacular!!!!!! Un azul en Teno como pocos días y el mar no se movía ni aun salpicando nosotros.

Como verán en las fotos vimos un montón de bichos y en especial nos entretuvimos con una parejita de Balistes carolinensis, o gallos cochinos como decimos aquí que le obsequiaron a Adrián con algún que otro mordisco. El pobrecito estaba picando erizo en su particular cruzada contra las plagas de erizo de lima y los gallos se le abalanzaron como posesos al olor de tanta tripa de equinodermo. El mordisquín fue chiquitito así que… una raya más pa un Tigre.

Ya haciendo ambientes nos encontramos con un simpático cangrejo de arena que intentaba defenderse del acoso de tres tamboriles que, a pesar de no tener tamaño como para poder enfrentarse a semejante crustáceo armado, le metieron algún que otro mordisco inútil.

También nos topamos con un angelote al que, por inexperiencia con la distancia aparente a través del visor usando el angular, empujé un par de veces con la cúpula. Esta me la dejó pasar. Prometo no volver a jugármela.

Espero que disfruten de las fotos!

Pin It on Pinterest

Shares
A %d blogueros les gusta esto: