Fecha: 28/04/2011
Compañeros: Adrián, Mundi, Najor y Sacha
Lugar: Armeñime
Hora de entrada: 16:30

No se confundan, no se trata de ninguna recién inaugurada casa de masajes en el sur sino que, para los que llevamos el sano vicio del buceo en la sangre, ésta ha sido una de esas “para recordar” por lo muchísimo que hemos disfrutado.

Se trataba de una “escapadita” de tarde de entre semana, y el día anterior habíamos hecho una inmersión horrible en “la ratonera” en Teno que desábamos olvidar lo antes posible; no por ningún incidente, sino por lo aburrida y carente de vida. Nos habían comentado que llevaban tiempo sin ver a las tortugas en la zona de Armeñime y el tiempo se estaba poniendo “raro raro” por el sur, con lluvia, viento y el mar levantándose un poco. Todo apuntaba a que la inmersión no iba a resultar provechosa, pero nosotros “erre que erre”, teníamos la ilusión de los niños con zapatos nuevos (en el caso de Mundi con G12 nueva) así que muy muy mal tendría que estar la cosa para no entrar al agua.

Najor, que acompañaba a Mundi en el trayecto de ida al Sur, nos esperaría en la orilla charlando con unas sirenas que tomaban el sol casi como Dios las trajo al mundo. Ay!! suertudo, que si lo llego a saber te encasqueto la botella de 12L y me quedo yo esperando en la arena!

Las fotos que aquí les dejo, probablemente, se expliquen mucho mejor que yo, que a veces me enrollo demasiado. Espero que disfruten de ellas como nosotros lo hicimos de esta pedazo de inmersión.

Pin It on Pinterest

Shares

Compártelo

Ayúdanos a difundir las imágenes y comparte este post con tus amigos.

A %d blogueros les gusta esto: