Lugar: Nocturna en La Restinga
Fecha: 14/02/2011
Profundidad Máxima: 14,2m
Hora de entrada: 20:44
Duración: 56min
Temperatura: 20ºC
Compañeros: Adrián y Sacha

Llevábamos tiempo con ganas de hacernos una nocturna y conociendo la fama que tienen las nocturnas del muelle de La Restinga, pues no hizo falta mucho, hicimos nuestras averiguaciones y Paco nos terminó de aclarar el itinerario a seguir. El itinerario no sirvió de nada. Al momento de bajar ya estábamos perdidos. Esto de meterse en medio de la más absoluta oscuridad con la poca experiencia que teníamos sólo podía resultar en una cosa: perdernos una y otra vez.

Afortunadamente, llevábamos la brújula, y sabíamos que la zona estaba bien confinada y la mar como un plato, así que lo único que teníamos que hacer era subir y ver por dónde íbamos. Yo llevaba la brújula y Adrián era el de los globos. Subiendo y bajando para cuadrar nuestra geolocalización en todo momento. Afortunadamente casi toda la inmersión discurrió a menos de 10m por lo que nos podíamos permitir el lujo de subir de vez en cuando.

Bueno, entrando en harina, los bichos, muy bien. Nada más bajar un tamboril espinoso nos esperaba para darnos la bienvenida al mundo de los peces dormidos. Es curioso cómo se quedan quietos embobados, tienen un dormir casi tan profundo como mi amigo Samuel aunque con mucho mejor despertar, eso sí. Como verán en las fotos, en muy poquitos metros vimos de todo, una inmersión que recomiendo a todo el que tenga un poco de experiencia en nocturnas pues así la disfrutará mucho mucho más.

Pin It on Pinterest

Shares

Compártelo

Ayúdanos a difundir las imágenes y comparte este post con tus amigos.

A %d blogueros les gusta esto: