El Odontaspis ferox, también llamado vulgarmente “solrayo”, se caracteriza por su fiero aspecto, con un morro alargado y picudo bajo el que sobresale una inquietante mandíbula repleta de varias filas de puntiagudos dientes y coronada por dos grandes ojos negros y redondos que carecen de membrana nictitante (una especie de párpado que otros escualos utilizan para protegerse durante las embestidas).

Suele medir hasta cuatro metros y su hábitat natural son el talud continental y las proximidades de las islas oceánicas entre 400 y 1.000 metros de profundidad. Este ejemplar fue fotografiado en La Restinga isla de El Hierro en el mes de Septiembre. Durante Agosto y Septiembre se han estado viendo distintos ejemplares en profundidades  que rondan los 15 mts. Algunos de estos ejemplares avistados en La restinga estaban en estado con lo que se especula la posibilidad de que pueden darse las condiciones  de que este tipo de tiburón abandone sus profundidades habituales para dar a luz a sus crías a mucha menos profundidad de la que están normalmente.

Pin It on Pinterest

Shares

Compártelo

Ayúdanos a difundir las imágenes y comparte este post con tus amigos.

A %d blogueros les gusta esto: