Vive sobre sustratos arenosos entre los 5 a 200m y salvo desplazamientos permanece enterrado en la arena asomando solo los ojos y la boca, cuando lo ves da la sensación de una cara humana mirándote y tiene una longitud máxima de 40cm.

Se alimenta de pequeños peces a los cual atrae por medio de un apéndice situado en la parte frontal de su boca, es de  color rojo y mueve como si fuera un gusano o presa herida.  También aturden a sus presas con descargas eléctricas que llegan a los 50 voltios.

Las espinas de los opérculos y de la primera espina dorsal esta conectada a glándulas venenosas con lo que no es nada recomendable tocar a este pez.

Pin It on Pinterest

Shares

Compártelo

Ayúdanos a difundir las imágenes y comparte este post con tus amigos.

A %d blogueros les gusta esto: